Hoy en día nos parece casi imposible plantearnos salir a navegar en nuestro barco sin ir acompañados de nuestro GPS. No hay duda de que este increíble dispositivo nos aporta seguridad y comodidad durante la navegación, y sería una irresponsabilidad salir a navegar sin él.

El GPS, como comentábamos, puede ser nuestro mejor amigo, aquel que nos va a ayudar en algunos momentos y que nos va a librar de muchos problemas. Sin embargo, son muchos a los que les gusta navegar por su cuenta sabiendo su posición en el mar contemplando simplemente la naturaleza, interpretando sus leyes, reflexionando y usando el ingenio.

 

 

 

SALIR A NAVEGAR SIN GPS

Puede que parezca algo difícil, pero, como todo en la vida, es práctica. Desde Viento en Popa 365 queremos darnos algunos trucos de este sistema clásico, en el que el marinero se sirve diferentes trucos para averiguar dónde está:

 

1- El primero y más sencillo consiste en la orientación por la posición del sol. La salida y la puesta del sol son una de las referencias más comunes para toda persona.  El sol sale por el este y se pone por el oeste, pero hay que tener en cuenta cuando estemos navegando que esto sólo lo hace en el punto exacto en los equinoccios y si nos encontramos en un terreno llano por lo que, durante el resto del tiempo, tendremos únicamente una referencia aproximada.

 

2- Es menos conocido la posición de la luna también da una aproximación a la posición de estos puntos cardinales mientras estamos navegando. Cuando la luna se encuentra creciente las puntas están señalando siempre hacia el este mientras que cuando esta menguante estas apuntan al oeste.

 

3- Otra de las opciones que podemos plantear para conocer hacia donde tenemos que dirigirnos será observar las estrellas. Esta práctica es para muchos la más eficaz y sencilla. En hemisferio norte la estrella polar siempre indica el norte.

Para saber cuál es la estrella polar solo tendremos que encontrar aquella que se encuentra en la cola. Como la estrella polar no suele verse mucho lo más sencillo sería encontrar la Osa Mayor que es la más visible y luego prolongar su distancia cuatro veces para encontrar la Estrella Polar. En el hemisferio Sur será igual, pero deberemos de buscar la “Cruz del Sur”, una constelación que tiene forma de rombo.

Esta práctica es la que muchas veces más impone, sin embargo, cuando navegamos en barco de alquiler por el mar el cielo está muy despejado y encontrar estas estrellas es un juego de niños.

 

4- Si no somos de los que nos aclaramos con las estrellas y con el sol no hay problema, únicamente necesitaremos llevarnos en nuestro equipaje un palo. Debe ser un palo que proyecte una sombra más o menos de 40 centímetros.

El funcionamiento sería el mismo que con un reloj solar. Se pondría el palo en vertical y se marcaría la sombra que proyecta. A partir de esa sombra se trazará una semicircunferencia cuyo radio es la longitud de la sombra. A las 12:00 la sombra se irá haciendo más pequeña para después volver a crecer. Es en ese momento, en el que vuelva a estar en la misma medida, cuando debemos hacer otra marca. Uniendo las dos marcas trazaremos una línea recta que indicará el oeste y el este. Siendo la primera marca el oeste y la segunda el este.

 

Estas son las formas más sencillas que se han utilizado desde hace millones de años para navegar en barco. Es cierto que ahora el GPS nos ha traído una gran comodidad y seguridad a la hora de salir con nuestro barco. Sin embargo, podemos proponernos el reto de intentar recorrer un poco de nuestras vacaciones aplicando estas técnicas. Sin duda, será una experiencia increíble para todos aquellos amantes de la navegación.

 

 

TAMBIÉN PODÉIS LEER LA ENTRADA DE LA SEMANA PASADA:

«LA PREDICCIÓN DEL TIEMPO AL NAVEGAR»

No te lo pierdas, ¡está muy interesante!

LA PREDICCIÓN DEL TIEMPO AL NAVEGAR

 

 

SIGUENOS EN:

 

Instagram

 

FaceBook

 

Twitter

 

YouTube