La preocupación global por la contaminación del medioambiente se traslada también al mundo de la náutica. Por este motivo, cada vez son más los avances en sostenibilidad náutica. Veamos hoy, en esta nueva entrada, las ventajas de las embarcaciones eléctricas. ¿Te animas a mejorar?

 

 

 

 

 

  • MÁS SOSTENIBLES

Los motores de los barcos eléctricos utilizan energía eléctrica para moverse, algo excelente porque es una energía ecológica, limpia y amigable con el medio ambiente. Por lo tanto, no dejan residuos en el mar ni emiten gases nocivos. En otras palabras, se trata de una navegación libre de emisiones.

 

  • MÁS ECONÓMICAS

Actualmente el precio de la gasolina y el diésel es bastante elevado. Sin embargo, el de la electricidad es mucho más barato. Por este motivo, tendremos un importante ahorro de costes si en vez de combustible necesitamos energía para hacer funcionar el motor de nuestro barco. Este ahorro se notará considerablemente, sobre todo a largo plazo. Además, la eficiencia es muy alta, por lo que el confort es mucho mayor a la vez que se preserva toda la autonomía a la que estamos acostumbrados.

 

  • MÁS SILENCIOSAS

Lo que siempre han querido los amantes de la náutica es escuchar cómo las olas del mar rompen contra el casco, sin ruidos ni humos del barco. La única manera para hacerlo era mediante la navegación a vela. Esto ha cambiado ahora con la llegada de los barcos eléctricos. Lo silenciosos que pueden llegar a ser este tipo de barcos es sorprendente y se debe a que no tienen ningún motor de combustión. Por este motivo, no emiten grandes ruidos ni humos. Es más, tampoco emiten vibraciones, olores ni gases.

 

  • MÁS SENCILLAS DE USAR

Los motores eléctricos son más pequeños y confieren a los barcos una mayor maniobrabilidad, ya que con ellos desaparece la caja de cambios y el embrague. Son más ligeros y facilitan los giros sobre el barco. Además, permiten un mayor orden y unas cabinas más amplias y frescas. Usando solamente la energía almacenada por las baterías, se puede navegar durante períodos bastante largos, entre 6 y 10 horas aproximadamente.

 

  • MÁS FÁCILES DE MANTENER

Un motor eléctrico es mucho más limpio que uno convencional y, por ende, sencillo de mantener. Además, tiene un mecanismo tan simple y fiable que puede ser que, en la vida media de un barco, nunca necesite mantenimiento ninguno. Por lo tanto, podrás olvidarte de ello, a diferencia del continuo mantenimiento que se debe llevar a cabo en un motor convencional.

 

 

 

 

Si aún quieres saber más, no te pierdas la nueva entrada de la semana que viene… Nos lanzamos a por las embarcaciones híbridas.

 

 

 

 

También podéis leer la entrada de la pasada semana

»LAS OLAS, CARACTERÍSTICAS Y FORMAS»

No te lo pierdas, ¡está muy interesante!

 

LAS OLAS, CARACTERÍSTICAS Y FORMAS

 

 

 

SIGUENOS EN:

 

Instagram

 

FaceBook

 

Twitter

 

YouTube